Posteado por: caminodegloria | noviembre 11, 2013

PERDONAR NO ES UN SENTIMIENTO ES UNA DECISIÓN..

Imagen

El perdón no es una emoción o sentimiento. Perdonar no es un estado de ánimo, así que no esperes a que te llegue el día en que te “nazca” el deseo de hacerlo. Perdonar es simplemente una decisión.

Puedo perdonar, pero no olvidar
Según el diccionario de lengua española, perdonar es:
Librar a una persona de una deuda, un castigo o una obligación.
No tener en cuenta la ofensa o falta que otro ha cometido.
Observamos, pues, que “librar” y “no tener en cuenta” son ACCIONES, productos de DECISIONES. Para tomar una decisión, se requiere tomar en cuenta lo que más nos conviene, o lo que resulte más favorable para una situación en particular. En algunos casos, tomamos decisiones porque son estrictamente necesarias de tomar, aunque no sean fáciles e incluso duelan.
¿Cómo aplicamos todo esto a la ACCIÓN DE PERDONAR? Tomando en cuenta sus ventajas y sus maravillosos beneficios para nosotras mismas.
Ventajas y beneficios de perdonar:
Cuando perdonamos, NOS LIBRAMOS de la pesada carga del resentimiento que amarga nuestra existencia, hasta el punto de impedirnos disfrutar sinceramente de la vida.
Cuando perdonamos, NOS LIBRAMOS por fin de ese duro pasado en el que fuimos heridas y podemos comenzar real y sinceramente de nuevo.
Cuando perdonamos, NOS LIBRAMOS de la angustia y del estrés que produce el deseo continuo de querer desquitarnos por lo que esa persona nos causó.
Sin embargo, lo mas importante de todo es que cuando ejecutamos la acción de perdonar, nuestro corazón es sanado y restaurado para poder seguir adelante. No podemos evitar que nos ofendan, pero sí podemos evitar que esa ofensa nos robe el derecho a ser felices.

Lo que sucede cuando perdono
Para perdonar no es necesario que la persona que causó la herida reconozca que nos ofendió o que nos pida disculpas. A lo mejor esa persona jamás llegue a enterarse del daño que te hizo. El acto de perdonar no se trata de él o de ella, de si lo merece o no. Se trata de ti, de tu propia liberación, de recuperar tu paz interior. Necesitas tomar la decisión de “dejarlo ir ” de una vez y para siempre de tu vida.
No te empeñes en seguir sufriendo. Toma la decisión de desligar tu presente (y por ende, tu futuro) de esa persona cuyas acciones te lastimaron. La llave del perdón es la única capaz de sacarte de la cárcel de la opresión y amargura. ¡Anímate a tomarla hoy!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: