Posteado por: caminodegloria | noviembre 20, 2015

UNA REFLEXION SOBRE LA MUJER

images

Existe un gran número de reflexiones, versos, palabras, frases, poemas sobre la mujer, ya sea visto por una misma mujer o por un hombre.

Visto con mucho amor u odio. Con pasividad o fiereza. Sigmund Freud trató en vano de entender a la mujer fracasando en su intento.

El decía: La gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina, es: ¿qué quiere una mujer?

El hecho es que la mujer es la otra polaridad del hombre y como tal siempre se desenvolverá y verá las cosas desde otros ángulos. Tal como los antiguos taoístas describen el yin y yang, son simplemente polaridades del mundo. Ni el hombre ni la mujer son más, pero, tampoco somos iguales.

La mujer tiene una forma diferente de ver, hacer y sentir. Somos diferentes simplemente. Como la noche y el día. Pero, no como el aceite y el agua, ya que si nos podemos mezclar, complementar y caminar juntos.

Por su parte Nietzsche decía: “La mujer es el reposo del guerrero” .

Y la gran Coco Chanel: “El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha”, “Una mujer puede darlo todo con una sonrisa y recuperarlo después con una lágrima”.

Honoré de Balzac: “La mujer es la reina del mundo y la esclava de un deseo”.

El poeta Agustín Acosta: “Alma, mujer, inspiradora: rige mi vida entera para siempre”.

Mahatma Gandhi por su parte protestaba: “Llamar a las mujeres el sexo débil es una calumnia; es la injusticia del hombre hacia la mujer”.

La mujer es todo un mundo a descubrir, pero, sin que se logre hacerlo.

Mujer, que hospeda en el vientre otras almas, da a luz y después enceguece, por el resplandor de la belleza de los hijos que engendró.

Que da las alas y enseña a volar pero no quiere ver partir los pájaros, aún sabiendo que no le pertenecen.

Son algunos pensamientos sobre la mujer, que tienen que ver con los hijos y a la vez con reflexiones sobre la mujer.

Definitivamente, que no se nace hombre ni se nace mujer, ambos se van forjando en la lucha de la vida. Sin embargo, el hombre puede ser niño y hasta irresponsable toda su vida, pero la mujer al ser madre deja de ser niña.

La niña llega a ser mujer, llega a realizarse y a madurar como todos los frutos de la naturaleza. El hombre muchas veces puede envejecer y nunca madurar.

Asimismo, la forma de pensar de la mujer es diferente. Las mujeres tienen tendencia a la estabilidad y a la permanencia. El hombre al continuo cambio y a la exploración.

Quizás heredado de los ancestros evolutivos cuando el hombre era un cazador y la mujer permanecía cuidando a los hijos.

Aún existe la subyugación de la mujer en algunos países como rezagos culturales, que deberán desaparecer, pero aún así, las diferencias de polaridades seguirán existiendo.

Las frases de mujer y sus poemas, dichas en todos los tiempos, nos dicen que siempre, ha sido similar. Lo que ha cambiado es la aceptación de uno al otro. Anteriormente, cada cual trataba de dominarse y hasta esclavizarse.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: